martes, 11 de noviembre de 2008

Sobre el número 40 de “La Catarina”

Sergio Zepeda*

Ha pasado más de un año desde que la censura institucional mató a La Catarina y las notas en el periódico no mejoran. La primera plana, por ejemplo, omite señalar que el escrito titulado “Derbez viaja a Washington D.C.” es una entrevista. Más que una entrevista, es un artículo laudatorio, en el que se proclaman a toda voz los maravillosos logros del actual rector. ¿Cómo justificar, si no, lo siguiente?: “Derbez señaló que el uso de estos recursos será para la renovación y modificación de laboratorios académicos, además de algunas obras de mantenimiento todo con el fin de que los estudiantes puedan gozar de nuevos laboratorios que les permitan tener una mejor educación”. Este párrafo nos recuerda el eslogan institucional, como si dijera (inserte jingle y violines aquí) “los nuevos e increíbles laboratorios te permitirán una mejor y maravillosa educación”. El párrafo repite con otras palabras la publicidad casi propagandística de esta administración: Misión Cumplida, Tu Universidad Renovándose, ¿Gobierno de resultados?

A estas alturas y después de un año, los redactores del semanario no le han dicho al actual editor, Angel Tejeda, un importante detalle. Los editoriales no se firman. Estamos ante el supuesto de que ese género periodístico representa la postura del periódico ante cierto suceso controversial. Idealmente, el Consejo Editorial decide el tema y los argumentos generales que llevará el escrito. Si somos realistas, el editorial lo escriben por su cuenta los miembros más experimentados del periódico. No obstante, el editorial no debe convertirse en un escaparate para que el editor exhiba los valores que supuestamente posee: “Luchar, amar, respetar, conocer”. Dejemos ahí las cuestiones formales y pasemos al contenido.

Escribe Tejeda: “A diario se reciben quejas y comentarios por los textos publicados en ‘contra’ del equipo representativo de fútbol americano. Se obtienen insultos y desprecio por parte de los jugadores. Y lo único que podemos decir es que no podemos callar lo que está en boca de la comunidad”. Habría que decirle al editor que sus notas deportivas están plagadas de juicios de valor y que, efectivamente, suelen ser ‘en contra’ de los jugadores. Pero veamos las notas sobre otros deportes, para que conste que los juicios no se limitan al equipo de la ONEFA.

El artículo de opinión firmado por Issuac Michelle Carro Cázares, presentado gráficamente como si fuera una nota, se titula “Fútbol Soccer le abre la puerta a la UMAD”. El titular implica un enorme juicio de valor, pero observemos una frase más clara, porque el editor nos instruye con su habitual perspicacia: “un título no indica la totalidad de un texto”. Hagamos caso a lo que sugiere, oh sabio gurú del periodismo universitario, y leamos la nota antes de hablar. “El relato de los hechos…simplemente denota cómo la soberbia de uno de los equipos de la UDLA fue tan grande, que bastó para dejarlos en la banca de los perdedores”. Ahora resulta que aventajar al rival por dos goles y perder un partido es síntoma de soberbia. ¿Pero quién dice esto? ¿Un aficionado, un jugador, el director técnico? No, lo afirma el articulista, quien se ha erigido en juez supremo del desempeño deportivo. La soberbia no está en boca de la comunidad, está en la mente del redactor.

La nota “Solamente una victoria” de Alejandro Gómez Delgado utiliza la misma retórica. Escribe el reportero: “los errores vinieron de parte de los locales, quienes mostraron excesiva confianza desde el inicio”. El reportero deduce que los errores del equipo de baloncesto se deben a la confianza excesiva. ¿Quién le asegura que no se deben a otro motivo? ¿Acaso el reportero puede leer la mente de los jugadores? Nuevamente, quien califica es el reportero.

En ambos casos el juicio resulta de las opiniones de quien firma la nota. Me parece que los jugadores de futbol americano han leído bien las notas y que sus reclamaciones son justificadas. El editorial del miércoles pasado hace caso omiso de las críticas y de paso insulta a los lectores. Los miembros de equipos representativos de la UDLA, además de protagonistas de una noticia, son lectores del periódico.

No voy más a fondo porque de seguir así terminaría escribiendo un tratado. Calificativos como los que analicé resultan tan frecuentes que ya no sorprenden. Sorprende, en cambio, el tono de indignación del editorial y la incapacidad para reconocer la falta de rigor periodístico semana con semana. Corrijo: sorprende la falta de periodismo por más de un año. Sin embargo, sólo me he detenido en el número que ellos consideran como 243 y que en realidad es el 40. La Catarina actual, por más que se nieguen a decirlo, no tiene nada que ver con el proyecto creado en el año 2000 y destruido en 2007. Y digo esto porque los redactores actuales escriben como si La Catarina de hoy fuera la misma que aparecía cada miércoles mientras Pedro Ángel Palou y su administración se entretenían con salvajadas dictatoriales. Escriben como si hubieran investigado la historia de quienes fueron videograbados sistemáticamente por una administración represiva. Como si esta Catarina fuera la misma que publicó una crónica sobre los productores de nopal de Tlaxcalancingo, un reportaje sobre estudiantes que no estudian, una entrevista con la entonces rectora Nora Lustig y la visita de Hugo Sánchez a la UDLA.

Hay que decirlo: los actuales redactores del periódico deben reconocer que su semanario nada tiene que ver con el proyecto La Catarina. De lo contrario, no son más que oportunistas que se sirven de un medio impreso para expresar sus caprichos. Nada más, quizás mucho menos.

* Estudiante de Literatura y ex-editor de La Catarina

94 comentarios:

Anónimo dijo...

Sergio: la antigua catarina estaba también llena de juicios de valor (disfrazados de notas, entrevistas...) y aunque no firmaba la editorial, ésta también reflejaba los puntos de vista de uno o unos cuantos en el periódico (no de todos: incluso llegaron a tener conflictos entre miembros por diferencias en los puntos de vista respecto a dichas editoriales). La actual catarina no es mejor, pero tampoco lo era la anterior. La anterior tuvo brillo producto de años de experiencia y práctica de sus colaboradores. Espero que ocurra lo mismo con la actual.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con muchos elementos de la descripción de la actual Catarina que hace Sergio Zepeda. Aún asi me parece que es incorrecto--y que cae en una ética cuestionable--cuando finaliza llamándolos "oportunistas que se sirven de un medio impreso para expresar sus caprichos" La catarina anterior también tenía sus caprichos y sus fallas. Ahora bien, independientemente de la verdad o no verdad contenida en su juicio, no es el Director anterior de un periódico el más indicado para expresar "los actuales redactores del periódico deben reconocer que su semanario nada tiene que ver con el proyecto La Catarina." ¿Para qué quitar objetividad a una crítica que por lo demás puede leerse como constructiva? Lástima.

Anónimo dijo...

La Catarina actual es ingenua y en general deja mucho que desear pero Zepeda saca de contexto algunas cosas para calificarla de oportunista.

El oportunismo se dio en el periodo anterior de Catarina cuando el cuerpo de editores no balanceó sus juicios y peligrosamente quedaron del lado de Mark Rayn y Paul Rich ¿Por qué nunca sacaron un artículo contra éste úlitmo si había tanto que decir e investigar? ¿Porque su dinero representaba una posibilidad con los Jenkins? ¿Por qué no investigaron de dónde venía el dinero que prometía Lyndley y en lugar de ello le publicaron una entrevista de varias páginas que casi lo postulaba como Rector?

¿No son estos asuntos muy cuestionables?

Rubén dijo...

Primero, el hecho de que la Catarina publicara la opinión de un miembro del consejo universitario que quería exponer su visión de las cosas no es oportunismo. Segundo, la misma Catarina de la que se habla aquí, también publicó una entrevista con Luis Regordosa la semana que siguió a la publicación de la entrevista con Lindley, donde se refutaban sus declaraciones. Pregunta: ¿Es acaso eso oportunismo?. Hecho: Luis Regordosa se separó del consejo universitario unos días después esgrimiendo argumentos muy parecidos a los de Lindley.

Tercero, yo no tengo ningçun recuerdo de que la Catarina de verdad haya proclamado a nadie como rector.

Cuarto, por supuesto que la antigua Catarina, la verdadera, tenía entre sus páginas juicios de valor, pero el argumento de Sergio es que estos se presentaban en el tipo de género periodístico que les correspondía y no se pretendía que una opinión fuera una nota o que un editorial se presentara como un artículo de opinión.

Quinto, no dudo que haya habido problemas en la elección del tono y el tópico de un editorial en un periódico donde existe la democracia entre sus miembros. Es un silogismo intentar evidenciar que la antigua Catarina, la de verdad, era peor o al menos tan mala como esta a través de algunas controversias sostenidas entre los miembros del consejo editorial; es justamente lo contrario, si existe una discrepancia, esto quiere decir que sus miembros demuestran independencia de pensamiento y una actitud crítica sana. Al contrario de esta, donde pareciera que su editor es amo y señor incontestado.

Sexto, es una actitud muy autoritaria pretender que Sergio, por ser miembro del equipo anterior de la Catarina no puede expresar su opinión. La verdad es incluso contraria, no creo que haya alguién con mayor autoridad en este tema, que los que sufrieron el take over de una administración marcada por la prepotencia, el abuso y el pánico moral. Quien no puede ver esto, esta implicitamente de acuerdo con lo que pasó.

Quien lo ve y no lo acepta y lo denuncia es complice. Quien se aprovecha de esta situación es oportunista y dehonesto. La nueva Catarina, la de chocolate, debe seguir adelante, sin embargo por pura honestidad intelectual debería abandonar ese nombre. Si no sucede así, esta sombra flotara sobre esta publicación para siempre.

La antigua Catarina tuvo muchas taras y vicios, sin embargo sigo pensando que no hay, y muy posiblemente no habrá un mejor periódico estudiantil en la Udla. Lo dice alguien que alguna vez fue atacado en sus páginas, pero que siempre que ha tenido la oportunidad, ha defendido abiertamente ese esfuerzo editorial honesto, independiente y sobre todo humano, demasiado humano.

Anónimo dijo...

La Catarina actual no es un periódico estudiantil y todos los que estudiamos en la UDLA lo sabemos, es un folleto universitario más, un medio en el que se escriben subjetividades por gente complaciente hacia la Administración.
Sergio Zepeda tiene razón. Estamos hablando de dos Catarinas, la que fue arrebatada a los estudiantes en 2007 y la actual que es marioneta del CEUDLA y la Administración.
¿Qué pasó con el taller de periodismo para los alumnos de Comunicación?
Ojalá algún día se les regrese a estos alumnos lo que, por derecho, es suyo.

Anónimo dijo...

Ruben:

¡En la catarina anterior el editorial tenía los mismos puntos de los artículos de opinión!

Nadie defiende a la Catarina actual, el problema es qué tan objetivos son los excatarinos para juzgarse a sí mismos.

Está bien que los excatarinos le hagan una crítica a la actual Catarina, pero si lo van a hacer, tienen que demostrar que son objetivos y la mejor forma es dar una crítica puramente constructiva. Entonces, y sólo entonces, los que escribimos comentarios como este podemos salir a elogiarlos y a comparar las dos situaciones.

No puedes criticar y autoelogiarte al mismo tiempo. Es un pricipio de profesionalismo, ética y sentido común, perspicacia política, llámalo como quieras, en realidad depende de la situación y de la persona.

Criticar y autolegiarte es un error.

Anónimo dijo...

creí que Derbez había solucionado el problema

Derbez es PINOCHO

En qué otras cosas nos habrá mentido???

Anónimo dijo...

Es triste ver como alguien como Sergio Zépeda sucumbe ante el ego. Y, tristemente, prefiere ser partre del problema que ayudar a solucionarlo.

Sergio: Te quejas de algo que podrías ayudar a cmabiar. Deja de llorar y ponte a hacer algo con tu vida. La Catarina no es el centro del universo.

PD: Has leído los comentarios hasta el momento? O te has dado cuenta de que La "Ex"Catarina sólo era el medio de quejas y ataques de algunos profesores?

O simplemente te duele haber sido editor tan poco tiempo???

Sergio Zepeda de Alba dijo...

A ver: No tengo ningún problema en aceptar que La Catarina cometía errores. Ya lo he hecho antes ( http://elblogdelaudla.blogspot.com/2008/03/fin-al-blog-queo.html ).

La Catarina se equivocaba a veces por descuido, a veces por falta de preparación. Éramos como cualquier periódico.

Hablo por mí pero creo que otros catarinos responderían de manera similar. La Catarina no publicaba juicios de valor en sus NOTAS (subrayo notas). Algo muy distinto ocurre con los artículos de opinión y los editoriales, que deben contener, esos sí, juicios, ya sea del periódico o de los columnistas.

Lo vuelvo a decir, porque me parece que es precisamente el ex director de un periódico quien debe decirlo: los actuales redactores del semanario me parecen oportunistas. Y lo digo porque a la fecha no he visto ninguna nota, editorial o aclaración que relate la manera en que salió el equipo anterior, la manera en que nos amenazaron.

Yo sé que muchos de quienes están ahí quieren aprender periodismo y tienen buenas intenciones, pero considero que el periodismo requiere de una profunda honestidad intelectual. No me parece nada honesto seguir negando que La Catarina es, ahora, otro proyecto. (Bueno o malo, mejor o peor, lo que existe ahora no es La Catarina).

Pero ahí va otra vez lo que escribí en algún otro lado a propósito de Palou y la continua negación de sus salvajadas, como la que ocurrió contra La Catarina y sigue sin admitirse, como las amenazas a estudiantes y empleados (que siguen sin admitirse):

"Hay una gran diferencia entre errores en periodismo y mentiras deliberadas.
En resumen: no digo que no hayamos cometido errores. Lo que digo es que ningún error, ya sea de La Catarina o de otros, justifica los actos francamente represores y salvajes que se han cometido en la UDLA. No hablar de ellos me parece un error. Nada de borrón y cuenta nueva. Más bien, la UDLA debe reconstruirse a partir de una memoria consciente, reconociendo, en primer lugar, que los actos de represión ocurrieron y, en segundo, que a partir de ahí se puede crear una UDLA mejor, o cuando menos, distinta".

Anónimo dijo...

Si esto es lo que querías decir, ahora se entiende mucho mejor. De todas formas no tires por la borda el efecto que causaste, recomendaría caminar con más cuidado en un terreno en que puedes ser juez y parte. Bien por la aclaración. Gracias.

Anónimo dijo...

Un tema interesante para NOTA UDLA:

La renuncia ya confirmada de Raccanello a partir de Enero de 2009 al depto de economía.

¿Quién será el nuevo jefe del departamento?

Otro tema polémico es la reunión entre los estudiantes de economía y el rector, al parecer van a cerrar la maestria y doctorado. En la tablita esta la de banca y finanzas.

Derbez es un cínico dijo...

Luis Ernesto Derbez nunca estuvo verdaderamente interesado en solucionar la situación de La Catarina.
Es un político y los políticos viven de los problemas, no de resolverlos. Él, desde su cinismo, lo ha admitido al menos alguna ocasión.
¿Nadie se pregunta por qué tenemos a un político de rector y no un académico?
¿Nadie considera que la pasividad de Derbez ante el tema de La Catarina es en realidad una reafirmación de la censura de su antecesor?

Anónimo dijo...

Derbez aún no ha fracasado, pero está haciendo méritos en esa dirección. Creo que hay dos razones para ello; primero, los Jenkins no le dan espacio ni dinero; segundo, Derbez ha sucumbido a su peor defecto: La SOBERBIA. Su soberbia lo ha llevado a querer destruir todo aquello que tenga que ver con los años pre-Derbez-

Anónimo dijo...

Sergio Zepeda:

lo mejor es pedir la mitad de la publicación de la catarina para el laboratorio de ciencias de la comunicación.

Saludos

Anónimo dijo...

soñé que profes del COLMEX llegan al depa de economía

la formación de los economistas que han creados los mejores departamentos de economía en México, es muy neoclásica, eso implica que a Derbez ya no lo tiran los jenkin$$$$$$$$

Anónimo dijo...

La ecuación es bien fácil de entender:

Derbez sólo ha recontratado a un pequeño puñado de los profesores despedidos. Por eso, los mismos que en un intento de regreso a la UDLA lo albaron, hoy le tiran porque no los recontrató.

Anónimo dijo...

Derbez lleva 8 meses en la Rectoría y ya estabilizó la situación económica de la institución, el ambiente que se respira es otro, ha logrado traer donativos, está invirtiendo en laboratorios que tenían más de una década de abandono, atiende problemas de infraestructura que ni se notan pero que cuestan millones ¿qué más querían?

Anónimo dijo...

Obvio, ¡que se recontratara a los profesores que no tienen trabajo, o que no han logrado ubicarse en instituciones con la misma calidad y donde les paguen lo mismo que les pagaba la UDLA! Eso es lo que parecen querer más de la mitad de los que escriben aquí.

Obvio ¿no?

Anónimo dijo...

El problema para la reestructuración de economía ya NO es Racanello. El rector al principio pensó que tendría margen de maniobra pero como las inscripciones de agosto (en toda la UDLA) no fueron lo que los Jenkins querían pues le cortaron las alas. Ahora ya NO tiene autorizada la reestructuración que pensaba en el departamento, por eso ya anunció claramente en su blog que NO se contratará a nadie en Economía para Primavera.

Lo que si puede lograr la renuncia de Racanello es que profesores del CIDE, COLMEX, etc den una clase al semestre. Eso ayudará pero NUNCA será lo mismo que tener profesores de tiempo completo. El depto funcionará al estilo ITESM con muy pocos profesores de tiempo completo. La única ventaja es que al menos potencialmente algunos de los de tiempo parcial serán gente de mucha calidad (los de las universidades antes mencionadas). Pero el departamento NUNCA le competirá así en calidad al ITAM, CIDE, COLMEX (ni incluso a algunos de provinicia como la escuela de economía de Guanajuato y quizá incluso la UANL).

Anónimo dijo...

Creo que están equivocados; el departamento de economía se va a cerrar; ya no hay profesores y se entró en un círculo vicioso. Ya se perdió la confianza en Derbez, quien le había prometido a los estudiantes que él iba a arreglar la situación; por ello, la mejor opción para los estudiantes es irse ahora, y la fuga de estudiantes hace que no sea rentable invertir en profesores, pero esta falta de inversión en profesores hace que los estudiantes se vayan. Es un cuento de quien fue primero, el huevo o la gallina; y Derbez no tiene la autorización para romper el círculo vicioso. Por lo tanto, puede verse que el antiguo prestigioso departamento va rumbo a su cierre definitivo (al menos como departamento de economía, ya que pueden encubrir su cierre hablando de un departamento de negocios y economía o algo parecido)

Anónimo dijo...

Derbez lo confirmo ayer con los de economia:

RIP a Economía, no se contrataran mas profesores y RIP a la investigación. Se dara un enfoque de negocios.

La que se fortalecerá es la de Banca y Finanzas.

Economía solo será un departamento de servicios y practicamente es el cierre de la maestria en economía y el doctorado.

No implique que baje la calidad, simplemente será otro enfoque pero YA NO HABRA INVESTIGACION.

Rubén dijo...

Anónimo del 12 de noviembre de 2008 12:56

¡La diferencia entre un editorial y una nota de opinión es, como ya lo dijo Sergio, que el editorial no va firmado, ya que es la posición del periódico respecto a un tema!

Yo nunca fui parte del equipo de la Catarina, así que no soy parte en este juicio.

Sergio hace una crítica y me parece que es lo suficientemente constructiva si se le lee sin pasión y con humildad. El semanario debe reconocer sus orígenes y para eso yo hago otra propuesta, el semanario debe abandonar el nombre de la Catarina, esto podría hacerser mediante un acto simbólico de transición, donde se ponga una placa conmemorativa de los hechos que llevaron a la creación de este nuevo esfuerzo editorial.

Esto preservaría en la memoría de todos, hechos que no se deben olvidar. Yo también rechazo el borrón y cuenta nueva. Sin memoria no hay conciencia, sin conciencia se llega al punto al que nos llevó Palou.

Negar la realidad es equivalente a legitimar lo que nos llevó a esta situación. Para muestra lo que pasa en el departamento de economía.

Algunos lo dijimos desde el principio, otros abandonaron el proyecto a tiempo, los más se quedaron en la negación de una situación evidentísima.

Bien lo dijo Octavio Paz: "Nosotros (los mexicanos) todavía no aprendemos a pensar con verdadera libertad. No es una falla intelectual sino moral: el valor de un espíritu, decía Nietzsche, se mide por su capacidad de soportar la verdad"

Es así que los invito a cambiar su opinión ante el peso de la verdad, a todos nos haría bien hacer como dijo Keynes alguna vez: "When the facts change, I change my mind. What do you do, sir?".

PD. Visiten mi blog: lamanoizquierdadedios.blogspot.com

Anónimo dijo...

13 de noviembre de 2008 13:44

A que te refieres con que:

"No implique que baje la calidad, simplemente será otro enfoque pero YA NO HABRA INVESTIGACION."

Eso es bajar la calidad. Al menos de acuerdo a lo que se había prometido (Derbez dijo que quería el mejor departamento del país!) y a lo que se estaba acostumbrado en el dpto. Si lo que se tendrá es una remedo del ITESM pues no vale mucho la pena pagar la colegiatura, mejor de plano irse al ITESM.

Anónimo dijo...

No juzguen a Derbez, él está allí por los $250000 mensuales; pero las decisiones de cierre de departamentos las toman los Jenkins. Derbez solo es el vocero.

Anónimo dijo...

Hola Ruben:

Tu observación y la de Sergio son correctas: "¡La diferencia entre un editorial y una nota de opinión es, como ya lo dijo Sergio, que el editorial no va firmado, ya que es la posición del periódico respecto a un tema!"

Pero ese no es el punto. Lo que importa es que la Catarina tenia una posición muy específica en donde coincidían los artículos de opinión con los editoriales. Ese no es el principal problema, sino que se trataba de un taller estudiantil colonizado por un punto de vista que en demasiadas ocasiones hablaba a nombre de la "comunidad universitaria" Eso no era correcto porque la comunidad estaba MUY dividida. La Catarina estaba en lo correcto al señalar los errores de Palou. Los que no contribuyeron a la solución fueron Mark Ryan, Paul Rich y Neil Lyndley con Cárdenas y Jorge Calles jugando roles tambien muy específicos. Todos ellos tenían sus propios intereses, por eso no siguieron vías institucionales y utilizaron a la Catarina con sus entrevistas y artículos. Lejos de resolver el problema les interesaba que se hiciera peor para ellos tomar más liderazgo.

No está mal que la Catarina le diera cabida a estas ideas, al contrario. Lo que si es de extrañarse es que la Catarina nunca los cuestionara y nunca escribiera nada contra uno de los personajes más nefastas, oscuros y poco éticos que han pisado la UDLA. Los Catarinos conocían perfectamente bien los vínculos de este personaje con Ryan y la difusión que ambos quisieron hacer del problema en USA. Eso solo llevó a la UDLA a un hoyo del que hubiera costado mucho más salir si no fuera porque las cosas se resolvieron con un Rector que no es perfecto, pero que si trabaja.

El mayor problema de Palou fue su ausencia mental y física.

Volviendo a la cobertura de la Catarina, son errores que se cometieron y por ello no hay que ser tan duro con los estudiantes que ahora comienzan y que no lo están haciendo mal.

Traten de ser objetivos. La Catarina es un taller estudiantil, no es un periódico profesional. Segundo, no son los excatarinos los más indicados para juzgar de oportunistas a sus compañeros de escuela.

La crítica positiva y fuerte si debe de ser tomada en cuenta y ojalá y los actuales Catarinos la tomen en serio.

Anónimo dijo...

Ruben, Se me pasó cuando incluí tu cita. Creo que era mejor decir "La diferencia entre un editorial y un artículo de opinión..."

Anónimo dijo...

Derbez dejo muy en claro a los alumnos de economía y banca e inversiones en su reunión de esta semana dos cosas:

NO SE CONTRATARA A NINGUN PROFESOR DE TIEMPO COMPLETO PARA EL DEPARTAMENTO DE ECONOMIA.

El departamento de economía NO se dedicará a tanta investigación como antes, se le dará a la carrera un enfoque de Bussiness Economics (así lo cito textualmente)

La licenciatura que se fortalecerá más por ser única en México (en palabras del rector) será la de Banca e inversiones.

Ha dicho que la UDLA se especializara o su negocio serán las licenciaturas o lo que es lo mismo va a desaparecer muchas maestrias y doctorados que no son rentables, seguramente los de economía entre ellos.

Efectivamente se tratará de implementar el modelo del ITESM en la UDLAP. Poca investigación y trabajar con muchos profesores de tiempo parcial para no generar pasivos, esto no es necesariamente malo pero lo que es un hecho es que el departamento de Economia jamas será el de antes, enfocado a la investigación.

Aquí serán solo negocios.

Anónimo dijo...

Bueno pues al menos Derbez ya está diciendo la verdad aunque le faltaría decir porque cambió de opinión. ¿Qué pasó con aquello de ser el mejor departamento de economía del país? ¿Qué pasó con lo de mantener la Maestria y el Doctorado?

Ahora si los chavos que se queden ya no se pueden quejar ya saben a lo que le tiran. O se van ahora o se acoplan al nuevo modelo. Ya no hay ilusiones de recuperar lo que se tenía.

Anónimo dijo...

¿por qué cambió de opinión? yo creo que es muy obvio, Derbez pernsó que el problema solo eran las burradas de Palou, pero cuando empezó a tratar de reconstruir se dio cuenta de que cierto grupo de profesores ponía condiciones que no son equitativas para el resto de la universidad. Tampoco eran realistas.

Anónimo dijo...

Derbez dejo muy en claro a los alumnos de economía y banca e inversiones en su reunión de esta semana dos cosas:

NO SE CONTRATARA A NINGUN PROFESOR DE TIEMPO COMPLETO PARA EL DEPARTAMENTO DE ECONOMIA.

El departamento de economía NO se dedicará a tanta investigación como antes, se le dará a la carrera un enfoque de Bussiness Economics (así lo cito textualmente)

La licenciatura que se fortalecerá más por ser única en México (en palabras del rector) será la de Banca e inversiones.

Ha dicho que la UDLA se especializara o su negocio serán las licenciaturas o lo que es lo mismo va a desaparecer muchas maestrias y doctorados que no son rentables, seguramente los de economía entre ellos.

Efectivamente se tratará de implementar el modelo del ITESM en la UDLAP. Poca investigación y trabajar con muchos profesores de tiempo parcial para no generar pasivos, esto no es necesariamente malo pero lo que es un hecho es que el departamento de Economia jamas será el de antes, enfocado a la investigación.

Aquí serán solo negocios.

Anónimo dijo...

chinga tu puta madre derbez

Anónimo dijo...

El problema de la falta de profesores en Economia no es nuevo: se daba desde tiempos de Cardenas, de Nora, de Palou...nunca los encontrabas en sus cubiculos porque se la pasaban en congresos en el extranjero o en viajes a Mexico (al colmex, al cide...) para colaborar con sus colegas. Nada malo si solo hubieran sido investigadores, pero tambien eran docentes. Claro que muchos dirán que el modelo de enseñanza/aprendizaje que planteaban se basaba en el autoaprendizaje de los alumnos y las tutorías fuera de clase, pero esos son solo pretextos. Si el departamento necesita reestructurarse, enhorabuena; nunca estuvo al nivel del COLMEX, el ITAM o el CIDE simplemente porque es imposible que un departamento de 7 personas pueda competir en impacto con uno de 20 o mas, con mayor prestigio y nivel academico. Aunque les duela aceptarlo. La frustracion de Esquivel para crear un nuevo nicho en la UDLA (viniendose como academico y futuro jefe departamental) al estilo como hizo Cardenas en los 80's, no pudo darse y hay que aplaudirlo.
Nunca mas una UDLA de privilegios para unos cuantos y privaciones para los demas.
Respecto a lo de que alumnos y profesores ahora estan en la UPAEP (gracias Esquivel por censurar mi contribucion en tu otro blog), pues se resume muy facil: no los aceptaron en el CIDE (como a Marcelo) o el COLMEX (como a Gonzalo) o la Ibero (como Maru) y terminaron refugiandose en un reducto de pensamiento ultraderechista que es peor que todo lo que criticaron en la UDLA, pero alla ni se atreveran a levantar la voz (por convenencieros y porque no los quieren en ninguna otra parte). ¿Economia en la UPAEP mejor que en la UDLA? Lo dudo por mucho. Un puñado de gente no hace un departamento; el prestigio acadèmico es mucho mas que un tipo hablando sobre lo que un libro (mal traducido) dice o lo que sus investigaciones carentes de futuro y realidad social le resultan.
La economía en realidad hace mucho que dejo de ser una disciplina con los pies en la tierra y se convirtió en un reducto de teoristas y fantasiosos que no se daban cuenta de que una cosa es la realidad económica y otra lo que los libros dicen. Una visión de ingeniería econòmica o economía aplicada (no veo mal una orientación a los negocios, las políticas públicas o las humanidades) es mejor que tener un departamento bueno para producir premios nacionales de economía teórica, pero nadie con visión real del mundo.
He dicho.

Anónimo dijo...

atentamente

los profesores de la UDLAP

PD. somos agachados
borreguitos meeeeeee...de los jenkin$$$$$$...trabajamos y trabajamos para vender lana

Anónimo dijo...

15 de noviembre de 2008 18:09

necesitas un psicólogo
pasame tus datos y con gusto te busco uno bueno. Muy probablemente ya tienes uno.

Para hacer política pública, finanzas, etc. primero se necesita saber teoría ecomómica, esas áreas son economía plicada y sino el estudiante no sirves para nada.

cuáles privilegios?, el departamento de economía era muy productivo, a diferencia de otros departamento que ni con 1000 profesores lograrán avanzar. Al menos que los cambien

Anónimo dijo...

¡ni con mil profesores llegarían...al nivel del antigüo departamento de economía!

¿qué nivel? ¿el de tu modestia o el de tu ciega egolatría?

Sergio Zepeda de Alba dijo...

Estimad@ Anónim@ de las 8:45 :

Yo creo que cuestionamos todas las voces. Por eso me parece curioso que no menciones dos detalles:
1) Como dijo Rubén, Luis Regordosa refutó las declaraciones de Lindley en el número siguiente; se le asignó exactamente el mismo espacio.
2) Fue la misma UDLA la que, con amenazas de demanda, nos impidió publicar el número de verano que investigaba el conflicto y los despidos masivos.

(...y ni un 'perdón,usted disculpe' ha ofrecido...)

Lo digo de nuevo para que quede claro: Me parece que somos precisamente los antiguos catarinos quienes debemos señalar el oportunismo de los estudiantes que ahora se cuelgan del nombre del periódico. ¿Si no quién? ¿El rector? ¿Los decanos? ¿La directora de Publicaciones?

Pienso que a nosotros nos toca señalar que, contrario a lo que dices, los actuales redactores de "La Catarina" lo están haciendo mal, terrible. Ni siquiera distinguen entre géneros periodísticos. Pero eso no importa tanto: importa que utilizen un nombre que no les corresponde.

Otra vez: Me parece una absoluta falta de integridad.

Para terminar: Ya había dicho, en el mismo lado, que me parecía extraño que el enfoque de la discusión fueran 'los errores que cometió La Catarina en la época Palou'.

En lugar de centrarnos en lo importante, en que arrebataron La Catarina del equipo original bajo amenazas (subrayo bajo amenazas) para convertirla en la revistita que hoy es, quieren centrar la discusión en nuestros errorres.

Sí, nos equivocamos en detalles, como cualquiera, pero eso no justifica lo que la UDLA hizo con el periódico, lo que esta administración continúa haciendo; porque ésa no es La Catarina, es otra, cosa.

Anónimo dijo...

15 de noviembre 19.02

Tu intervención muestra por qué tantos profesores se quedaron callados ante el problema de economía. No es correcto que exista en la UDLA un departamento que se cree absolutamente privilegiado y superior. La única razón por la que era superior es porque Enrique y después Nora los trataron en forma diferente porque era su departamento. El promedio de maestros de tiempo completo era superior a cualquier otro departamento y todos estaban en el SNI. Aunque hubiera necesidad de plazas en otros lados se las dieron a Economía. Esto no es justo y todavía dices que ni 1000 profesores harian lo que ustedes hacían ¿qué se creen?

Anónimo dijo...

Pero tuvo grandes resultados el departamento de Economía.
En su mejor momento llego a estar al nivel del ITAM tanto en calidad como en producción cientifica.
Es un error copiar el model del Tec el cual es bueno para otras areas pero no para economía.
Ojala Derbez recapacite el error que esta haciendo.

Anónimo dijo...

"La Catarina del equipo original bajo amenazas (subrayo bajo amenazas) para convertirla en la revistita "

se supone que ahora tenemos mucha libertad pero que es lo que pasa entonces

Anónimo dijo...

15 de noviembre de 2008 21:20

El departamento de economía era muy bueno antes de las contrataciones. Sólo bastaba irse de intercambio para notar la eficiencia en economía.

un costal
Así nos llamó Derbez
15 de noviembre de 2008 19:02

Anónimo dijo...

Sergio (y no puedes mentir al respecto): la entrevista a Luis Regordosa en el número siguiente a la "entrevista" (publireportaje es el mejor término) a Lindley no fue porque la Catarina la buscara, sino porque el mismo Luis Regordosa la solicitó para desmentir lo dicho por Lindley (y esto lo tengo claro porque el mismo me lo dijo). La Catarina publicaba lo que quería cuando quería y como le convenía, sin esperar a tener todas las voces (como lo marcaba su propio código de ética) y aun cuando lo publicado reflejara solo una visión parcial de los hechos. Seamos claros y honestos al respecto.

Anónimo dijo...

De acuerdo, no quieran releer la historia con lo de la entrevista de Regordosa de la cual ustedes mismos se rieron tanto (me consta). Esa entrevista era el equivalente a la que recientemente le hizo Javier a Juan Eustace Jenkins en este blog. Se trata de hacer hablar a alguien que no está acostumbrado a hablar ante los medios, son empresarios que se mueven en ámbitos muy diferentes y que no tienen habilidades de discurso desarrolladas.

Anónimo dijo...

Y Juan Eustace es el más competente de toda la familia Jenkins, imaginen cómo será Billy Sr., la señora, o los hijos ! ! ! !, . . . bueno a uno de los hijos ya lo conocen, se llama Juan Carlos.

Sergio Zepeda de Alba dijo...

Anónimo de las 10:54 :

Seamos claros y honestos al respecto (y si se puede, firmemos con nuestros nombres; démosle credibilidad a lo que escribimos): Para ser más precisos y si mi memoria no me falla, fue Eduardo Lastra quien solicitó la entrevista, a nombre de Luis Regordosa.

La Catarina ya había buscado
la versión institucional. ¿Tú crees que no hablamos a Rectoría, buscamos a Juan Eustace, y prácticamente acosamos a Comunicación Social después de unas declaraciones tan polémicas? Pero nadie quiso declarar, sólo Luis Regordosa; él tomó la iniciativa. ¿Y se supone que nosotros tenemos la culpa?


Pero volvemos a lo mismo, ¿por qué seguimos enfocándonos en los errores reales o supuestos de La Catarina?

Los aciertos y errores de La Catarina son otro tema, más que válido, por supuesto. Estoy abierto a discutirlo con quien así lo desee. Como ya había dicho, quien quiera platicar sobre la cobertura periodística de La Catarina, siempre puede escribirme a zepedaserg@gmail.com Quizá hasta podamos hablar en persona, con copias del periódico en mano, y ser mucho más precisos.

Sin embargo, considero erróneo discutir eso aquí . Si seguimos por ese camino, el secuestro de La Catarina pasa a segundo plano.

A final de cuentas, no podemos ignorar que la pseudoCatarina de hoy proviene directamente de las amenazas de la UDLA hacia sus estudiantes. Si continúa con ese nombre, no hace más que negar sus orígenes.

Victoria Rodríguez dijo...

Primero: ¿Cómo pueden criticar, aportar, refutar, comentar firmando como "anónimo". ¿Por qué no tienen los huevos/ovarios para poner su nombre? Qué patético me parece
Pasando al tema de discusión, estoy totalmente de acuerdo con lo que expone Zepeda en el blog. La publicación que lleva el nombre de Catarina y que aparece todos los miércoles en el campus, no se más que un suplemento que no se cansa de elogiar las cosas lindas y bonitas que tiene la UDLA. Regalando espacios importantes como a las “destacadas” fiestas de negocios. Exhibiendo en el Busca del Punto a amigos-compañeros de los que realizan la sección, sesgando las respuestas. Entregando espacios a noticias externas que uno puede enterarse a través del Reforma, El Universal, Televisa o Rostros, dejando de lado las noticias internas de la universidad. Un medio que no se cansa de publicar sus opiniones, sin antes hacer referencia que son opiniones. Un medio que confunde a la comunidad con sus artículos que supuestamente son notas informativas. Un medio que no investiga antes de publicar (Por ejemplo, algo tan simple como el nombre de la jugadora número 10 de la UDLA, en algunas de lo ellos llaman “notas” de deportes. También podrían hacerlo por la economía de espacio). Un medio que luego de sus publicaciones recibe críticas porque los datos no son veraces, porque los datos no tienen fuentes de información, o sus fuentes son ellos mismos. Yo me pregunto, ¿Con qué fin publican entonces?
Yo pertenecía a la antigua Catarina, a la que investigaba y a la que también se equivocaba, como cualquier medio. Sin embargo, asumíamos nuestros errores y lo que es más importante, APRENDÍAMOS de ellos. Es por eso que si uno observa y analiza a la antigua Catarina, se dará cuenta cómo con el paso del tiempo mejorábamos.
Otro aspecto fundamental, es que en ningún momento los actuales miembros de la publicación que se hace llamar La Catarina, dieron a conocer a la comunidad por qué de la noche a la mañana (literalmente) se convirtieron en los nuevos integrantes del periódico. Yo me pregunto: No lo hicieron porque sabían que iban a ser juzgados por tomar un lugar que no les pertenecía. Porque sabían que estaban agachando la cabeza, cerrando los ojos y los oídos, dándonos la espalda a los que estábamos peleando por nuestro derecho de seguir publicando y haciendo nuestro trabajo. Creo que la respuesta es fácil: vamos a ser los nuevos poseedores de La Catarina, sabiendo el peso que tiene, perdón que tenía, en la comunidad, no pudieron rechazarlo. Y claro, como muchos habían dicho, “antes no nos dejaban entrar”. ¡¡¡¿¿No los dejábamos entrar??!!! Por favor! Cada miembro de la comunidad que quería formar parte de la publicación tenía que hacer una pequeña prueba o “examen de admisión”, como lo era escribir tu bibliografía de forma periodística. Muchos lo hicimos mal al principio, pero lo corregimos para poder ingresar. Otros, no lo intentaron por segunda vez y decían que éramos “cerrados”. Otros, entraban y desaparecían, no entregaban sus notas, no cumplían con sus responsabilidades, y claro como nosotros no éramos un profesor barco más de la UDLA y le decíamos que no podía seguir más en La Catarina.
Otra de las cosas que me molesta mucho, es que algunos de los anónimos le digan a Zepeda que supere lo de La Catarina. Pero no se trata de superar, se trata de seguir pelando por algo que nos robaron, que era nuestro, que queríamos porque lo hacíamos con sacrificio, porque pasábamos horas, días, investigando, diseñando, peleando para que nos entregaran información, dejando nuestras tareas para el último porque teníamos un compromiso con nosotros para hacer del periódico el mejor medio para la comunidad. Para una comunidad que se olvidó de nosotros cuando la necesitamos, para una comunidad que ni siquiera le interesa lo que pasó, una comunidad que realmente le importa un carajo lo que pasa o no en la UDLA. Sé que estoy generalizando, pero si la mayoría de esta comunidad tuviera huevos/ovarios dejaría de poner “anónimo” en un comentario, se haría escuchar cuando le quitan su beca, saldría a pelear cuando le sacan a sus profesores más preparados, pidiera a otro rector, una mejor Catarina.
Victoria Rodríguez Zaldo
Estudiante de Ciencias de la Comunicación.
Ex editora de deportes de La Catarina, la antigua.

Victoria Rodríguez dijo...

Me equivoqué:
En lugar de "bibliografía" es biografía.

Anónimo dijo...

Victoria, mejor ve a darle de besos a tus compañeras de equipo.

Anónimo dijo...

Victoria, Sergio:
a) NO ES "suya", la tomaron prestada de los que la iniciaron, que a su vez la consiguieron por su insistencia ante la administración y Pepis Buxadé (en todo caso, La Catarina es mas de Pepis que de ningún otro). Antes de La Catarina existieron MUY BUENOS periódicos universitarios (como el Collegian), así que ni inventaron el hilo negro ni mucho menos fueron paladines y pioneros del periodismo universitario mexicano.
2) La verdadera Catarina que hay que recordar no es la que ustedes "hicieron" (también les diría que se la robaron, si es posible poner ese término), ya que la verdadera la iniciaron otros, la sudaron otros, la integraron otros. Ustedes recibieron un excelente medio, fruto del esfuerzo y tesón de quienes les precedieron y le dieron en la madre con sus visiones parciales, su creencia que el amarillismo es periodismo, que la denuncia es igual a publicar verdades a medias. Eso no es periodismo, es control de medios.
3) La catarina actual es un remedo de la original (la anterior a ustedes), eso que ni qué. Pero al menos quieren cambiar su imagen, ser un medio de comunicación, no de golpeteo y servicio a las opiniones de quienes ahí escriben.

Mis huevos/ovarios estan en donde deben, así que me importa poco que creas que deben estar visibles para tener credibilidad. ¿Que sus fuentes anónimas en sus notas no eran creibles y verificables?

X dijo...

"La Catarina" actual tendría que cambiar de nombre, ese es un hecho. Y, urgentemente, publicar una carta en la que con humildad reconozca la manera en que se "fundó" e invitar a los miembros pasados a formar parte del equipo actual. Ya sabemos que no van a regresar, por dignidad o porque ya se graduaron, pero sería una manera de reconocer lo que sucedió y, por decirlo así, de lavarse las manos (porque, además, muchos miembros ACTUALES no estuvieron allí en el momento de la usurpación... algunos son de primeros semestres y tienen derecho a conocer las cosas como sucedieron y decidir si quieren o no seguir formando parte del semanario).
Nadie defiende a la actual Catarina -es mala, MUY MALA- y sí, varios de sus miembros son oportunistas por no haber salido en defensa de la anterior cuando hubo que hacer marchas y protestas. Por no haber escrito una carta a la redacción de ese entonces manifestando su inconformidad -claro, porque ahora dicen que la pasada era "amarillista" o que no tenía un equilibrio en los puntos de vista, que era excesivamente negativa (cierto en algunos casos), etc... pero si tan interesados en el periodismo, ¿cuándo lo manifestaron?-.

Sea como sea, la atrocidad de la expulsión, de las amenazas y en general del oscurantismo de Palou, le dejó una lección muy valiosa a los anteriores miembros y a la comunidad en general: hay que decir las cosas de tal forma que se puedan seguir diciendo. Porque a veces la libertad de expresión, para seguir siendo, tiene que valerse de la sutileza y la astucia. Difícilmente se gana en el ring. En este caso, no se ganó, eso ya lo sabemos.

X dijo...

Para el anónimo del 16 de noviembre de 2008 20:29

Vaya, qué ingenio. Con coma, punto final y todo. Puedes presentar esto como examen de admisión para la actual Catarina y seguro te nombran editor.

Victoria Rodríguez dijo...

Qué tal anónimo del 16 de noviembre de 2008 a las 21:13. ¿Cómo le va? Qué bueno que tiene sus partes íntimas bien colocadas en donde deben estar. Pero me entra una duda… Si uno tiene huevos/ovarios ¿Sólo los pone donde le conviene, donde están bien resguardados o en todos los aspectos de su vida? Bueno, creo que no me importa, ¿verdad?
Pasando a contestar su comentario anónimo... Si bien es cierto que la publicación en sí no es nuestra, la actualidad lo demuestra, nosotros contribuimos al crecimiento de La Catarina, tomamos el legado de los que la habían fundado. Muchos de ellos ya se graduaron, o en el caso de Josefina Buxadé, más conocida como Pepis, estuvo cuando muchos de nosotros entramos a la publicación y luego se fue a trabajar en la Comisión para el Acceso a la Información Pública (CAIP). Ahora que regrese a la UDLA pídanle que les ayude a reformar el “periódico”. Nosotros NO LA INICIAMOS, LA CONTINUAMOS y no la DEFORMAMOS, como es el caso actual.
Quiero dejar en claro que nadie está peleando o alegando que fuimos los pioneros en el periodismo universitario o que nosotros fundamos a La Catarina, estamos peleando porque fuimos censurados y porque actualmente La Catarina se autocensura, que es lo peor de todo. Nosotros no hacíamos periodismo amarillista, investigábamos y publicábamos lo que realmente estaba pasando. Perdón por darle espacio a lo de los Nopales, en lugar de publicar una foto de la fiesta de negocios. ¿Nuestras denuncias eran verdades a medias? Por favor! Entonces estamos viendo en qué UDLA: En la que todavía están los mejores profesores?
Que de pura casualidad lo que pasaba en la UDLA era negativo, bueno, nosotros teníamos que publicarlo, era lo que estaba ocurriendo, y nuestro deber era comunicarlo a la comunidad.
Creo que deberías leer mejor a la actual Catarina, porque sí está a las órdenes de las opiniones de los que allí escriben. La anterior, en la que trabajábamos, por supuesto que tenía opiniones en contra de la UDLA, pero se expresaban como opiniones y no en formatos noticiosos.
Por último, para firmar bajo el anonimato tiene que haber razones periodísticas, como por ejemplo que tu persona se encuentre en peligro al declarar. A caso, ¿corres peligro anónimo?
Saludos mi querido anónimo, que la seguridad del campus te resguarde.

Para el anónimo del 16 de noviembre de 2008 a las 20:29
Mejor pon tu nombre, así te doy un beso a ti y te alegro la vida.
Besitos.

Rubén dijo...

"Nosotros (los mexicanos) todavía no aprendemos a pensar con verdadera libertad. No es una falla intelectual sino moral: el valor de un espíritu, decía Nietzsche, se mide por su capacidad de soportar la verdad"

Octavio Paz

Anonimo del 14 de noviembre de 2008 8:45

Repito: Yo nunca fui miembro del equipo editorial de la Catarina, sin embargo conozco de primera mano todos los detalles de la crisis por la que pasó la UDLA en el rectorado de Palou.

Noto en esta discusión que hay un punto recurrente que me parece muy preocupante y que sería conveniente discutir.

Premisa uno: La antigua Catarina se equivocaba

Premisa dos: La antigua Catarina daba espacios a gente muy equivocada

Por lo tanto la antigua Catarina se ganó la manera tan violenta y prepotente en que se le cerró y fue arrebatada a sus miembros.Es decir que se lo merecía.

Me parece que quienes defienden este punto de vista, precisamente son de ese tipo de mexicanos de los que habla Octavio Paz, de esos mexicanos que lejos de tener taras intelectuales, las tienen morales.

Son de aquellos mexicanos que piensan que cuando pasan cosas desagradables es mejor aceptarlas con resignación cortés a denunciarlas.

Son de aquellos mexicanos que piensan que es mejor esconder la realidad para no salir de su zona de confort, a atreverse a reconocer que lo que pasa a nuestro alrededor no es precisamente igual a la imagen idílica que nosotros quisieramos.

Son de aquellos mexicanos que prefieren que estas cosas sigan pasando a que se detengan.

Son de aquellos mexicanos que prefieren salvar la cara, porque la verdad les parece tan insoportable que la tuercen o simplemente les molesta demasiado darse cuenta que no tienen el temple moral para enfrentarla.

Efectivamente, la antigua Catarina se convirtió en una publicación muy negativa, pero eso sólo fue posible porque la realidad dentro de la UDLAse tornó sombría y orwelliana.

Palou no sólo era imperfecto, como lo era la Catarina. Palou es un ser abyecto y perverso que vive en delirio de persecusión. La Catarina únicamente era humana, perfectible, ingenua en muchas ocasiones, pero nunca malintencionada.

Quien se atreve a defender todos los hechos de la administración Palou, y sobre todo los justifica, simplemente, en el mejor de los casos, carece de toda capacidad de soportar la verdad, en el peor, posee un espíritu envilecido.

Quien piense que la amenaza, el espionaje, el chantaje, el acoso y en algunos casos hasta el secuestro son equiparables a los errores editoriales de la antigua Catarina, es sin lugar a dudas un ser mezquino, miope y perverso.

Quien piense que las victimas de estos hechos deben callar, flaco favor le hace a su entorno. Quien piense que el silencio es la mejor medicina ante el abuso, seguramente es alguien que gusta de abusar.

Repito, no soy catarino, sin embargo la Catarina me dio espacio cuando se lo pedí, y no simpre fue en buenos términos mi relación con ella. Sin embargo puedo decir que simpre valoré su aporte a la comunidad. No había un miercoles que no me hicieran reír, enojar, reflexionar, o sentir pena ajena sus columnistas. Pero eso sólo pasaba porque no había miercoles que yo no fuera a buscar una Catarina.

Ahora eso no pasa, ahora los miercoles no tienen nada de especial en la UDLA. El espíritu crítico de la UDLA ha muerto, pero lo más triste es que hay quien lo celebre.

Lavar la ropa sucia en casa es uno de los peores hábitos para una institución como la UDLA, hablar de los problemas por lo bajo, sólo le da poder de abusar a la administración.

El ventilar los conflictos de la universidad crea grandes costos de corto plazo para todos, sin embargo callarlo genera costos mucho mayores en el largo plazo.

La Udla, la Catarina y lo que hizo Palou, son sólo una escena de la gran obra que es México, lo más doloroso es que no hace falta verla completa para saber que nos falta mucho camino por andar y que nos falta mucho valor para enfrentar su verdadero significado.

Sergio Zepeda de Alba dijo...

Anónimo de las 21:13 :

Lo dicho, siempre es más fácil discutir con periódico en mano. Así me podrás decir qué notas te parecían amarillistas. Escribe.



De acuerdo, La Catarina original es otra, no la que nosotros hicimos. La Catarina original es de todos los que estuvieron antes. ¿Por qué no le preguntamos a Josefina Buxadé? ¿Por qué no le preguntamos a los excatarinos?

http://pedradasypalazos.blogspot.com/

O si no te gusta, qué tal por acá:
http://profugosdelmetate.blogspot.com/2008/04/ex-y-nuevas-catarinas.html

Ya por último, y si no estás convencido, quizá prefieras opiniones más variadas:
http://issuu.com/queki/docs/la_excatarina/2?mode=a_p


Ah, yo nada más decía...

Rubén dijo...

Oscuro, nefasto y poco ético es perseguir, engañar, amenazar,espiar y secuestrar. Quejarse, criticar y declarar tus intenciones de manera clara puede hasta ser una equivocación, pero de ninguna forma es oscuro, nefasto y poco ético.

Sólo alguien muy miope o malintencionado puede hacer que estas acciones sean equivalentes.

La administración nunca se acercó a la Catarina para aclarar los hechos. Incluso la administración renunció a dar su versión de los hechos a The Crhonicle of Higher Education y por el contrario, pago a alguien para seguir a la corresponsal y a aquellos que se entrevistaban con ella.

La posición de la administración Palou con respecto a los medios de comunicación quedó bien clara con el altercado con Guadalupe Galvez corresponsal de Milenio.

Pedro Angel Palou García era enemigo de la prensa libre, de la libre información. En una ocasión contestó a alguien que le pedía dar la cara a unos estudiantes: No te equivoques, esto no es una plaza pública, yo no tengo nada que decirles.

Lo suyo era lanzar la piedra y esconder la mano. La Catarina siempre hizo todo lo que hizo a la luz del escrutinio público, asi mismo aquellos profesores que denunciaron y que incluso declararon sus intenciones.

A mi nunca me pareció oscuro, nefasto y poco ético que alguien quisiera comprarle la universidad a personajes oscuros, nefastos y poco éticos, que de ninguna forma son esos empresarios bonachones que no saben hablar ante las camaras.

¿Por qué ser tan benevolentes con ellos? ¿Que rasgos psicológicos exhiben sus apologistas?

Pues son personas que aspiran a llegar a ser hombres de negocios inescrupulosos, que creen que ser propietario de la UDLA equivale a poder hacer lo que les de la gana.

Son de esas personas que creen que sólo porque la UDLA es una universidad privada, puede disponer de sus recursos humanos y alumnos como si sus vidas privadas, su planes a corto y largo plazo y sus familias no tuvieran mas valor que el de los dividendos que les generan.

Como si el interes de los Jenkins fuera mucho más valioso que el del señor intendente, que el del alumno de sexto semestre, que el del profesor que de repente se vió en la calle.

Esa moral, si no se han dado cuenta todavía, es la que sumergirá al mundo en un crisis financiera de proporciones no vistas desde hace ochenta años. Es la moral del saqueo y la irresponsabilidad.

Rubén dijo...

PD: No fui nunca Catarino

Anónimo dijo...

Es triste que confundan la crítica a SU ACTUAR en la catarina anterior, con una paranoica justificación (que nadie hace) de los terribles hechos que le ocurrieron a la Catarina. Nadie defiende la censura, la represión, la violencia de formas. Lo que se trata es de generar conciencia de la RESPONSABILIDAD de comunicar con responsabilidad, de defender la verdad con todos los puntos de vista representados. No existe UNA VERDAD sino las verdades de una multitud que nunca se pondrán de acuerdo en la misma. No es que existan las visiones de los conquistados y los conquistadores (parte de la psique folcklorica del mexicano...la malinche asomandose en cada esquina, en cada dictador, en cada arrebato de poder), sino que existen las visiones de cada quien, deformadas (o ajustadas) a su propia experiencia personal. Los ex-catarinos siempre tendrán una visión encono e insatisfacción hacia lo terrible que les ocurrió y su visión es respetable; pero no debe servir para justificar sus propias fallas, o sus pobres criterios para aceptar que obraron mal, o juzgaron en exceso, desde una posición que no les correspondía. Su labor era simple: informar, no juzgar o generar juicios de valor demasiado tendenciosos. Hubo quienes no cayeron en ese juego, otros sí. Cada quien su propia carga de conciencia. Coincido en que debe recordarse lo ocurrido y ojala ocurra esa catarsis en la actual Catarina. Por esa misma razón no debe perderse el nombre en la actual. Porque significaría sepultar en pocos años la memoria de algo que tuvo un impacto importante en las fibras mas sensibles de la universidad; lo que debe ocurrir es un reencuentro de las partes: los antiguos editores (que aun estén), los que colaboraban, acercarse a quienes (con buena fe, con mucha ignorancia) hace un trabajo MALO, pero necesario. Porque sin información, sin libre prensa, entonces sí este periódico no solo perderá su futuro, sino también su entrañable pasado.
¿No creen necesaria una "reconciliación", no con la institución, sino con el proyecto? La Catarina vive, en el trabajo de quienes quieran continuarla, sobrevivirla. Quejarte no sirve mas que para echarle mas tierra a un cuerpo tibio, que no quiere morirse en el olvido. Sergio, Victoria, todos...usen su experiencia para re-construir un proyecto. Pepis regresa el próximo semestre: seguramente querrá lo mismo.

Anónimo dijo...

Mediocridad y el mito de los privilegios:

No es de extrañar que cuando un departamento destaca y otros se quedan rezagados surja el mito de los privilegios: "Nuestra productividad no es tan alta como la de ellos porque ellos son privilegiados" "Si tuvieramos los mismos privilegios entonces seríamos mejor que ellos". Esto lo he visto en muchas universidades; sin embargo, el error de lógica se encuentra en no definir claramente los privilegios y en justificar la afirmación de que hay privilegios simplemente porque hay diferencias en la productividad de los departamentos.

¿Dónde están los privilegios del Departamento de Economía? En ninguna parte. Los profesores de economía daban el mismo número de clases que cualquier otro profesor de la universidad con su mismo estatus (profesor, investigador, miembro del SNI, impartiendo clases en programas de posgrado con reconocimiento PNP del CONACYT); los profesores de economía recibían un salario igual al de cualquier otro profesor de la universidad con su misma categoría. Con las mismas condiciones de carga docente y administrativa el departamento lograba alcanzar altos niveles de productividad de investigación. Además, las labores de docencia y de asesoría de tesis se hacían con excelencia; lo cual en parte reflejaba la sinergías positivas que hay entre investigación y docencia.

Por ello, es imposible argumentar que había privilegios; lo que no había era mediocridad.

Anónimo dijo...

Fácil de responder. El privilegio consistía en el número de plazas de tiempo completo autorizadas para ese departamento en donde cada profesor de tiempo completo atendía un promedio de 10 estudiantes y a veces hasta menos. En tiempos de Cárdenas se permitía un jefe ausente, a los estudiantes NUNCA se les atendía y las quejas eran continuas.


Por si eso fuera poco ¿qué pasó con el flamante Centro de Investigación que Lustig les autorizó?

¿Por qué estos privilegios nunca los tuvieron las carreras de negocios y administración, las mismas carreras que Nora Lustig llamó "las vaquitas"? ¿Ves por qué si estamos de acuerdo con los cambios?

Anónimo dijo...

Hablas desde la mediocridad. Mides tu trabajo en cantidad, no en calidad. ¿Cuántos premios obtenian tus estudiantes asesorados de tesis? ¿Dónde se colocaban y con qué salario? ¿Cuántos investigadores SNI hay en los departamentos de hotelería, negocios y administración? ¿Cuántos había en economía? ¿Cómo crear un centro de investigación en negocios si allí no se hace investigación? ¿Cuántos posgrados en el PNP tienen los departamentos de administración y negocios? ¿Cuántos economía? ¿Cuáles son los profesores con reconocimiento internacional?

Tus comentarios indican el nivel de mediocridad que se ha instalado en la UDLA. Ese nivel no permite pensar en doctorados ni maestrías del PNP, no permite pensar en reconocimiento internacional, no permite pensar en ser una buena universidad en México y mucho menos más allá de las fronteras. Ese nivel de mediocridad no se lo merecen tus estudiantes de licenciatura, quienes pagan grandes sumas por tener profesores excelentes.

Te entiendo, la mediocridad genera envidia y rencor; tu deseo de evasión hace que busques en causas externas la explicación a la mediocridad que existe en tu departamento. Te recomiendo mirar hacia adentro.

Anónimo dijo...

Hay que ser muy imbécil para solo querer ver "excelencia" en un departamento como era economía, y queriendo justificar la ausencia de dicha excelencia en departamentos que no hacen investigación (no solo en la UDLA, sino casi en ninguna parte del mundo, puesto que son carreras profesionalisantes). ¿Que hay de los excelentes investigadores -como Cecilia Anaya- que hay en Química, o en Física o en Ingeniería? de hecho, mas del 60% de los investigadores con SNI están en Ingeniería y Ciencias, y más de 80% de los financiamientos externos provienen de dicha escuela. ¿Alla no hay excelencia solo porque sus profesores si van a dar sus clases, atienden entre 20 y 40 estudiantes por cada uno, si dan tutorías y no andan en grillas políticas porque ELLOS SI TRABAJAN?
Contestame.

Anónimo dijo...

Sergio y Rubén:

Sobre el silogismo de Rubén
“Premisa uno: La antigua Catarina se equivocaba.
Premisa dos: La antigua Catarina daba espacios a gente muy equivocada
Por lo tanto la antigua Catarina se ganó la manera tan violenta y prepotente en que se le cerró y fue arrebatada a sus miembros.”

De las personas que han escrito yo no veo a nadie justificando que se quitara la Catarina a sus antiguos editores. Me parece que la razón por la que tantos insisten en los errores de los editores anteriores es simplemente para ver si logran “ablandar” la posición tan dura que están tomando con respecto a los actuales editores.

Todos aprendimos lecciones y estoy de acuerdo con la persona que escribe que la batalla por la libertad de expresión no se gana en el ring. La comunidad que conformaba el Departamento de Comunicación quiso llevar esta batalla al ring y ¡vean lo que pasó! No estoy alegando manipulación, simplemente pienso que los profesores por un lado y los estudiantes por otro no ganaron sus respectivas luchas. La situación de todas formas sirvió para que la UDLA sea mejor y para que Palou ya no esté. En este sentido ¡si ganaron!

Aún así sus intervenciones dejan ver un grupo muy lastimado y que todavía no logra la suficiente objetividad. No se trata de admitir errores. No siento que esa admisión sea la que buscan los que han escrito aquí desde un punto de vista crítico. Todos hemos leído a Sergio y Said admitir públicamente las imperfecciones de la Catarina, aunque hay temas que ustedes nunca responden, como el por qué no escribieron sobre Paul Rich. Ese tema siempre lo ignoran, aunque es una muy buena pregunta por la importancia que este horrible señor tenía en la política de la UDLA.

Se trata de proponer las soluciones y caminar hacia ellas. Dudo que éstas se logren acusando a los estudiantes que actualmente sostienen el proyecto de la Catarina. Hasta donde sé (y ustedes mismos lo han dicho) la mayoría de estos estudiantes entraron mucho después de que Palou-Maldonado-Prats sustituyeran al grupo de estudiantes de Comunicación que iba a encargarse de la siguiente edición.

Anónimo dijo...

El depa de economía era bueno antes de la llegada de las nuevas contrataciones

La diferencia entre depa y depa, cuando llegaba un profe nuevo a economía se sentía a gusto con su trabajo, mientras en otros depas se quejan de su salario, etc.

Esas diferencias se deben a que en economía eran cangrejos en una cubeta que se ayudaban a subir. En los otros depas son cangrejos que se jalan para que nadie suba.

casi estoy seguro que un profe de economía podría atender a más de 10 estudiantes.

ojala depuren La Catarina

Anónimo dijo...

17 de noviembre de 2008 14:45

"por eso en departamentos que no hacen investigación (no solo en la UDLA, sino casi en ninguna parte del mundo, puesto que son carreras profesionalisantes"

disculpa, es mentira
Tengo amigos de varias carreras y hacen investigación. Esa es la gran diferencia entre mentes cortas y países en crecimiento.

y mejor deja que "Ingeniería y Ciencias" hablen por ellos. Y cómo es tu depa?

Rubén dijo...

Es un error querer pensar que por defender al antiguo departamento de economía, se ataca a ingenierias por ejemplo. Y para gente que hacía política en la UDLA tenemos como muestra a Jorge Welti, reconocido investigador que también trabajaba mucho.

Más allá, todo acto humano es un acto político. Es decir que se puede hacer política mediante la inacción también. En ese sentido todos tuvimos una parte de responsabilidad en los hechos que aquí se discuten.

Yo pregunto: ¿Quien podría alegar que las acciones de personas como Gonzalo Castañeda eran malintecionadas, sobre todo que ahora ha regresado a la UDLA en una posición mucho peor a la que tenía antes de todo esto?

¿Quien puede negar que el departamento de economía de la UDLA gozaba de un muy buen estátus entre la academia mexicana, sobre todo después de que un desplegado firmado por varios de los más ilustres miembros de esta externaron su apoyo a sus académicos?

¿Quien puede decir que quienes manejan proyectos de investigación de instituciones internacionales como OCDE, PNUD, Banco Mundial, la Secretaría Iberoamericana y otros más, son politicuchos o grilleros como algunos los llaman?

¿Quien puede decir cosas así de personas que trabajan estrechamente con premios nobel en ciencias como Mario Molina?
Me refiero a María Eugenia Ibarrarán.

¿Quien puede argumentar en contra de que el ITAM haya decidido que Gonzalo Castañeda era uno de sus mejores ex alumnos, premiandolo justo después de su salida de la UDLA, al lado de otros tantos de sus ilustres ex alumnos, por ejemplo Agustín Carstens?

O ¿ Por que el subsecretario Alejandro Werner o el subgobernador Vaqueira hubieran accedido a venir a los coloquios de un departemaneto mediocre?

Alguna vez lo dije en otro post en otro blog. Lo que se pierde en la UDLA no es sólo un modelo de investigación, se pierde también todo el capital social que estos hombres y mujeres tenían y que en muchas ocasiones compartían con sus alumnos. Gracias a ellos, muchos de los ex alumnos de la UDLA se han colocado en puestos de mucha valía y proyección.

Muchos de los funcionarios de instituciones internacionales y de los gobiernos locales y el federal les respetaban como los excelentes investigadores que eran. Instituciones como el CIDE y el COLMEX los acogieron con agrado.

Me parece que es un gran despropósito pretender que no se acabó con la calidad de un departamento, que por sus grandes logros, había obtenido las plazas de tiempo completo que tenían.

También si las tenían, es porque supieron capitalizar sus exitos a través de la inteligente gestión de algunos de sus miembros y de su destacada participación en la vida interna de la universidad.

Todo esto sin ir en detrimento de ningún otro departamento, que estoy seguro los hay tan buenos o mejores que el anterior de economía , sin embargo ellos siguen ahí y nadie puede lamentar su perdida si no sucedió y tampoco podemos esperar que se los defienda aquí porque ellos no son la causa de nuestras discusiones.

No se equivoquen, estamos hablando de lo perdido, lo que no se perdió es causa de alegría y orgullo, pero eso no basta, porque el vació que dejó el departamento de economía si le restó irremediablemente a la UDLA y por tanto la Udla de hoy es peor que la UDLA que existía antes de mayo de 2007.

Anónimo dijo...

"en economía eran cangrejos en una cubeta que se ayudaban a subir. En los otros depas son cangrejos que se jalan para que nadie suba"

y los otros "depas" incluyen Ingeniería en Alimentos, Biología, Antropología, Artes-Historia del Arte, por mencionar algunos de los departamentos que compiten con Economía en términos de sus alumnos y exalumnos con buenos empleos, tesis premiadas y becas a las mejores universidades.

Rubén dijo...

Anonimo 17 de noviembre de 2008 14:48

Las posiciones de dos partes en discusión o conflicto sólo se ablandan cuando hay buena voluntad.

No hay nada de buena voluntad en aquellos que piden que las victimas no lo sean y que callen lo que por su naturaleza de victimas tienen que denunciar.

En un caso un tanto extremo, sería como decirle a las Madres de la Plaza de Mayo que no son interlocutores válidos porque su pérdida las hace incapacitadas para ejercer su objetividad. A ninguna persona sensata se le ocurriría hacer semejante aseveración.

Es más, ¿Quién?, si no, serían los que trajeran la atención hacía estas cosas. No existe nadie alrededor de este tipo de hechos que tenga más interés y legitimidad para la denuncia que quienes fueron los sujetos directos del abuso denunciado.

Es el principio de todo sistema legal en el mundo el resarcir a las victimas mediante sanciones a los agresores que son interpuestas por las mismas víctimas.

¿Quien si no interpondría las demandas?

Es otro silogismo

Premisa uno: Los catrinos fueron victimas

Premisa dos: Los catarinos sienten dolor por haber sido victimas

Por lo tanto estan incapacitados para criticar, porque son unos ardidos. Ya que lo dejen ir, que flojera.

Flojera nos deberían dar los que le apuestan al olvido, ya que lo que se nos olvida puede volver pasar con mucha probabilidad.

En cuanto a ablandar nuestras opiniones, primero debe haber buena voluntad.

Y un signo primero es aceptar que no importa que tan equivocados estaban los catrarinos, lo que se les hizo no era justo ni merecido.

El otro sería que la nueva Catarina reconociera su orígen y rectificara el rumbo.

En cuanto al nombre, insisto en que debe ser cambiado y la memoria de este se debería preservar mediante la colocación de una placa donde se consagraran lo hechos que nos trajeron a este punto.

Anónimo dijo...

Ruben

"Es el principio de todo sistema legal en el mundo el resarcir a las victimas mediante sanciones a los agresores que son interpuestas por las mismas víctimas."

Palou-Maldonado-Prats YA NO ESTÁN EN LA UDLA y su futuro estará manchado con el asunto (por eso pienso que la Catarina no debe desaparecer)

Sobre tu nueva conclusión:
"Por lo tanto estan incapacitados para criticar, porque son unos ardidos. Ya que lo dejen ir, que flojera." Otra vez, creo que exageras con la segunda oración (no con la primera)


Estoy de acuerdo en que los editores de la actual Catarina deberían reconocer lo que pasó.

Hay ventajas y desventajas a que se cambie el nombre ¿Por qué no, como ejercicio, tu mismo comienzas la discusión evaluando las ventajas Y las desventajas del cambio, independientemente de que tu opinión sea cambiar el nombre?

De acuerdo con casi todo lo que has dicho en este blog. Gracias por compartir estos puntos.

Anónimo dijo...

Sergio dixit: "Hay que decirlo: los actuales redactores del periódico deben reconocer que su semanario nada tiene que ver con el proyecto La Catarina. De lo contrario, no son más que oportunistas que se sirven de un medio impreso para expresar sus caprichos. Nada más, quizás mucho menos."
¿Qué diferencia hay entre los primeros oportunistas que se sirven de un medio impreso para expresar sus caprichos y los segundos?

Anónimo dijo...

17:43

Lo malo de intervenciones como la tuya es que regresan la discusión al comienzo, a las posiciones extremas. Las ideas, aunque no lo creas, se van aclarando. Aunque no estemos en total acuerdo ni con la Catarina anterior ni con la de hoy, a muchos si nos interesa ese díalogo que tu intentas negar ¿o qué, estas de acuerdo con la manera como Palou manejó la situación?

Anónimo dijo...

17 de noviembre de 2008 15:22

Pregunte, ¿cuál es tu departamento?.
Para mi economía era el mejor, por eso estaba en la UDLAP. Mi otra opción era el ITAM o el Tec.

Los logros de los profes de economía están a luz de todo el mundo. El que menciona los "privilegios" lo hace sin argumentos y pruebas de sus logros.

Los estudiantes tenemos el derecho a la misma calidad por la colegiatura.

Anónimo dijo...

"Por si eso fuera poco ¿qué pasó con el flamante Centro de Investigación que Lustig les autorizó?"

Derbez dice que el Dr. Freije está a cargo. El Dr. Derbez mantiene las mentiras, en eso es igualito a Palou.

Anónimo dijo...

Me entere que un espia de Enrique Cardenas anda en la UDLA en economía por algo será. Se rumora que ese grupo encabezado por Gerardo Esquivel buscan venganza.

Anónimo dijo...

!!Un espía de Enrique Cárdenas en la UDLA!!!!!!!!!!!!

Urgente . . . llamen a KIM!!!

Activen el multimillonario sistema de camaras que nos dejó Palou!!!

Qe empiecen a circular todos los polís motorizados!!!

NO SEAS RIDICULO . . . MEJOR PUEDES IR A VER LA NUEVA PELICULA DE JAMES BOND Q.

Anónimo dijo...

La UDLA dejó de ser una Fundación interesada en dar una educación de calidad y se convirtió en una universidad patito interesada en generar rendimientos. Derbéz perdió el rumbo de excelencia, en parte por desconocimiento histórico de los principios de la FUNDACIÓN Universidad de las Américas y en parte porque los Jenkins no están interesados en que la universidad ejerza como Fundación. El interés dejó de ser el dar educación de calidad y se convirtió en la simple generación de réditos. Esto no es malo en una universidad privada tipo UDLA-A.C. pero no es a lo que aspira una Fundación. Olvídense de ser como Harvard, Princeton, o cualquiera de estas universidades prestigiosas. Esas universidades tienen 'endowments' de miles de millones de dólares, su misión se cumple no en términos de dar rendimientos a unos socios sino de atraer donaciones y usarlas bien; y cuando digo usarlas bien no me refiero a generar ganancias para mantener a los miembros del patronato, sino en dar educación de calidad que se refleje en estudiantes de alto nivel que contribuyan al país. Derbez y los Jenkins ven en cada estudiante un botín financiero para su beneficio y no un profesional en potencia que sea de gran calidad para que contribuya al desarrollo de México. Lo que murió fue la FUNDACIÓN, queda el negocio.

Por ello, nos vamos.

Anónimo dijo...

POR SU NATURALEZA UNA FUNDACION NO PUEDE TENER GANANCIAS Y DAR REDITOS.

Lo único que se le está pidiendo a la UDLA es que no salga en números rojos. En el pasado eso era lo que hacía Cárdenas, presupuestaba en números rojos para que Don Manuel Iglesias le diera el dinero. No hubo por parte de ninguno de los dos un interés en que que la UDLA fuera independiente.

Ustedes creen que de tanto repetir sus mentiras se van a volver verdadaes, pero ahí está la historia de la UDLA, tantos donativos ¿para qué? ¿para que hoy no tengamos la infraestructura necesaria, para que se les quitaran los laboratorios a muchas carreras? Por lo menos ahora ESTAMOS invirtiendo en ello y digo estamos porque obviamente TU no estás de acuerdo con lo que se está haciendo.

Adios, pues.

Anónimo dijo...

Dan risa, si contáramos todos los que dicen que son de economía y que ya se van, o que ya se fueron, hace tiempo que ese departamento se hubiera vaciado! ¡si ya solo quedaba un departamento muy pequeño!

Anónimo dijo...

Otra vez, si tan convencido estás de que tu educación es mala, que la UDLA es patito y que tu dinero es mejor invertirlo en la UPAEP o la Cuauhtemoc, adelante, LARGATE (tu y tus mil personalidades). Habemos mas de 7000 otros estudiantes que no pensamos como tu y miles mas de preparatoria que creemos que la UDLA es la universidad que buscamos. Dejanos tu lugar libre, vete ya por favor.

Anónimo dijo...

atentamente

El Dr. Derbez

Rector de la UDLAP

Anónimo dijo...

Cuando Eugenio Derbez estaba en la UDLAP, encontró a un grupo de estudiantes y uno de ellos dijo "...UDLAP"

Eugenio dijo: "no digas marcas, mmmmmm..., mejor, universidad patito, no mejor universidad propiedad de los Jenkins y de mi tío."

Anónimo dijo...

Una noticia:

Mario Molina, Premio Nobel y mexicano fue elegido por Barack Obama. Molina formará parte de las políticas de ciencia y tecnología.

Y la udlap sigue enojada con Mario Molina, la culpa es del Dr. Derbez.
......................
El Dr. Derbez ha fracasado en las contrataciones en economía porque:

1 La mayoría de los profesores del CIDE, etc. han publicado investigaciones, etc. con los profesores que despidieron

2. La mayoría de los exaudlaps que están haciendo un Dr. también

3. La formación de los mejores profesores en economía está muy influenciada por las universidades de Estados Unidos. Son muy neoclásicos.

Complicado, no?

Dr. Derbez con todo el corazón le pido que nos regrese economía

18 de noviembre de 2008 19:35
luchemos por la UDLAP (en términos filosóficos)

Anónimo dijo...

me equivoque

mi comentario era a 18 de noviembre de 2008 18:41



18 de noviembre de 2008 19:47

Anónimo dijo...

no se lo pidas a Derbez, pídeselo a todos los profesores que NO quisieron apoyar al depto sin imponer demandas que en ninguna otra escuela les permitirían imponer.

Desde los otros departamentos el problema de economía no se ve como un problema de Derbez sino de políticos "neoclásicos" por llamarlos de una forma.

Anónimo dijo...

qué demandas?

Anónimo dijo...

18 de noviembre de 2008 20:28

entonces Derbez fracaso en su cabildeo, pobre, no pudo con el paquete

neoclásicos, muy bien
políticos, fatal

Anónimo dijo...

o, visto desde otro ángulo, ciertos profesores no supieron negociar su regreso o su incorporación a la UDLA...tendrán que realizar sus proyectos en la UPAEP.

Anónimo dijo...

Depende, depende, depende,...

Alguien tuvo que decirle a los profes "apoyar al depto" de economía

Supongo que fue Derbez
El ex canciller y con experiencia en cabildeo

Mente fría!, Derbez

Tú puedes.


tu puedes.

Anónimo dijo...

Es muy interesante que se espere que gente con un endowment muchísimas veces menor al de los Jenkins tenga gestos nobles y caritativos, mientras que de estos últimos se justifique que sean ambiciosos y egoistas.

¿Por qué tendrían que ser los echados quienes salven a un departamento enclavado en una universidad llena de gente que se expresa así de ellos?

¿Por qué tendrían que ser personas mucho menos adineradas y holgadas financieramente que la Fundación Jenkins y sus patronos quienes tendrían que hacer el sacrificio?

¿En que momento se volvío más eficiente para la sociedad que un profesor tenga problemas para pagar la renta de su casa a que Juan Eustace o Guillermo Jenkins dejen de ir a las Vegas a echarse una partida de Black Jack con los Nacif o los Henaine de vez en cuando?

Eso sólo pasa en los lugares donde los medios se han convertido en los fines, donde la adulación sustiyó a la meritocracia, donde la crítica es sometida a un tribunal del santo "Código de Ética", donde la mediocridad rampante lame botas porque si no barrería banquetas.

Anónimo dijo...

18 de noviembre de 2008 21:21

interesante que los profes estén en la UPAEP

los conocimientos se distribuyen a estudiantes de menor ingreso

mayores oportunidades

FELICITACIONES A LA UPAEP

Anónimo dijo...

No sean ingenuos, se trata de un matrimonio de conveniencia, a ver cuánto dura. Estos profesores, con conocimiento de causa, hablaban MUY mal de la UPAEP antes de instalarse ahí. Ahora...ya no hablan tan mal, pero tampoco tan bien. Algunos como Gonzalo Castañeda están de tiempo parcial, es solo un juego a ver si logran el regreso a la UDLAP exactamente en los terminos que ellos quieren. Apenas pase un poco de tiempo y algunos proyectos dejarán de existir en la UPAEP ¿por qué? porque cuestan mucho.

Démosle tiempo al tiempo.

Anónimo dijo...

¿Cuántos alumnos tiene la licenciatura en Sociomática en la UPAPE? ¿Cuántos maestros de tiempo completo?

Anónimo dijo...

La licenciatura en sociomática NO se abrió en la UPAEP

Rubén dijo...

Ninguno de los otros dos maestros que estan en la UPAEP esta interesado en regresar a la UDLA bajo ninguna circunstancia. El doctor Mariano Rojas tiene un proyecto muy grande con la OECD y colabora en FLACSO el doctor Alfonso Mendoza tiene varias consultorias para el Banco Interamericano de Desarrollo. El doctor Castañeda sólo regreso por el amor que le tiene a un proyecto que el construyó desde 1994. Son ingenuos o malintencionados quienes piensan que estar en la UPAEP es un plan para presionar a la UDLA. Sus especulaciones dan mucha risa.

Anónimo dijo...

Es un hecho que con la salida de Raccanello de la jefatura del departamento de economía los convenios con el Colegio de México y CIDE se puedan llevar a cabo en mejor medida. De hecho gente del CONACYT estuvo en la UDLAP y el proyecto es que al menos el 40% de TODOS los profesores de tiempo completo sean miembros del SNI.
No hay que desesperarse la pinche UPAEP no es ni de broma lo que es la UDLAP, claro ha pasado mucho tiempo y muchas promesas pero al menos ya hay movilidad sobre lo que se quiere hacer.
Para bien o para mal el regreso de Castañeda, independientemente de su status, ya es una ganancia.
Obvio la idea de Castañeda es volver a reconstruir el departamento, tal vez no en las mismas dimensiones que antes pero si que aunque sea pequeño sea de calidad.
Y ni modo Raccanello tuvo su oportunidad y tuvo muchas equivocaciones falta de experiencia.
El que se debe de largar por imbecil es Bello.

Anónimo dijo...

"Obvio la idea de Castañeda es volver a reconstruir el departamento, tal vez no en las mismas dimensiones que antes pero si que aunque sea pequeño sea de calidad."

Ya no inventen, quizá esa era la idea original de Gonzalo, pero Derbez ya dijo CLARAMENTE que NO contrataran an NADIE para Economía y que el dpto. no será uno de investigación. En esa nueva realidad Gonzalo no tiene cabida, lo que creo que pasará es que Gonzalo se quedará únicamente en el COLMEX.